Casas pasivas en Zaragoza

Actualmente, la preocupación por la eficiencia energética está creciendo cada vez más en la sociedad. La gran magnitud de los efectos del cambio climático nos hace conscientes de buscar otras prestaciones a la hora de elegir nuestro nuevo hogar dando prioridad a fuentes de energía limpia y eficiente.
Existen herramientas que nos permiten lograr el binomio del ahorro económico y la sostenibilidad.
A continuación os hablaremos desde CRONOTOPOS del concepto cada vez más en auge de las CASAS PASIVAS, tu casa eficiente en Zaragoza, una ciudad con un clima casi extremo de frío y calor, donde este nuevo concepto “PassivHaus” tiene unos mejores resultados, garantizando una buena calidad de vida y confort con un mínimo un consumo casi nulo de energía.

"Existen herramientas que nos permiten lograr el binomio del ahorro económico y la sostenibilidad."

¿Qué son las casas pasivas?

Estas “viviendas eficientes” nacen a principios de la década de los 90 en Alemania creando el estándar de certificación “PassivHaus”, término que sin duda está marcando el futuro de la construcción, ya que supone un ahorro energético de un 90% frente a construcciones existentes y un 75% frente a nuevas construcciones. Con la construcción de estas viviendas el ciudadano es más consciente del impacto de la construcción sobre el medio ambiente y de la importancia de tener un futuro más sostenible.
También se pueden definir como “viviendas confortables y saludables”, donde se asegura la buena calidad del aire que respiramos y las temperaturas adecuadas para evitar cualquier tipo de enfermedad.

¿Cómo funcionan las casas pasivas?

Las casas pasivas utilizan los principios del diseño bioclimático combinado con una gran eficiencia energética y minimizando el uso de sistemas convencionales de climatización.
Son casas diseñadas para aprovechar al máximo la luz y la radiación solar, con un altísimo aislamiento térmico y una renovación del aire constante  a través de un sistema de ventilación con un recuperador de calor.
En este diseño de casas pasivas, no existe normativa que nos exija qué tipo de casa debemos tener, ni que materiales, sistema constructivo o tecnologías usar. Lo que si es necesario es cumplir con el “Estándar PassivHaus”, una serie de requisitos a cumplir para que una casa pueda ser considerada una casa pasiva.
A continuación, os presentamos los 7 principios básicos de una casa pasiva si lo que buscas es tener una vivienda saludable con un ahorro energético y económico.

"En la medida en que tu vivienda se acerque lo más posible a estos principios tendrás una casa eficiente térmicamente, saludable y donde podrás conseguir tu máximo ahorro de energía."

1. Diseño Bioclimático en una casa pasiva.
Su objetivo es  lograr el máximo de confort en una casa con el mínimo gasto energético a través del uso de las fuentes de energía naturales y las condiciones climáticas locales.
Teniendo siempre en cuenta factores como: la orientación de la casa, la luz natural disponible, la trayectoria solar, los vientos predominantes...
Un diseño bioclimático no implica generar altos costes en la construcción de una casa. A través del uso de estas estrategias se puede lograr un ahorro significativo de energía, ya sea para la calefacción o refrigeración de la vivienda.

2. Buen Aislamiento Térmico.
Un excelente aislamiento reduce pérdidas de calor en invierno y reduce las ganancias en verano lo cual implica una baja demanda de energía para climatización.
Una casa pasiva prevé un espesor considerable de aislamiento térmico, evitando pérdidas de calor en la casa y llevando al mínimo el uso de calefacción adicional.

3. Puertas y ventanas de alta calidad.

Es importante tener en cuenta:

  • Su ubicación.
  • Materiales con muy baja transmitancia térmica.
  • Ventanas de doble o triple vidrio rellenas de un gas inerte y de baja emisividad.

4. Eliminación de puentes térmicos.
Los puentes térmicos son lugares de la envolvente de una casa por donde se transmite más fácilmente el calor o frio hacia otras habitaciones. La ausencia de puentes térmicos se consigue con la continuidad del aislamiento y cuidando las juntas entre elementos constructivos.

5. Ventilación mecánica con recuperación de calor.
Uno de los grandes aportes  es la renovación continua del aire interior, procurando el confort térmico de la vivienda.
Los sistemas de ventilación mecánica cumplen dos funciones: higienizar y calentar. Por un lado, higienizan el aire de la casa con el aire que proviene del exterior y permiten que ese aire frío se caliente al mezclarse con el aire presente en la casa pasiva.

6. Estanqueidad al aire.
Las casas pasivas son una cápsula cerrada (hermética) donde podemos controlar todas las variables que nos permiten asegurar y controlar el confort térmico de la vivienda.
La estanqueidad del aire es una variable a controlar. Sellando todas las uniones entre los diferentes materiales de la casa, no existirán infiltraciones de aire no deseadas.

7. Confort y salud.
El resultado de construir y vivir en una casa pasiva es una vivienda saludable que cuida a quienes ahí viven.
Además de conseguir minimizar el impacto en el ambiente y un gran ahorro económico minimizando la hipoteca energética hasta aproximadamente 20 €, con esta casa eficiente, se trata de cuidarnos a nosotros mismos viviendo en una casa sana, respirando un aire limpio y con una temperatura controlada y confortable.
Desde CRONOTOPOS te animamos a seguir esta “guía de criterios” para que te orienten en el camino de diseñar y construir tu casa pasiva en Zaragoza, garantizándote un gran rigor y precisión constructiva así como una empresa constructora de confianza y que precisamente por eso, los nuevos sistemas de construcción modular de madera o Steel framing son especialmente idóneos para conseguir estos estándares con las mayores garantías.
En la medida en que tu vivienda se acerque lo más posible a estos principios tendrás una casa eficiente térmicamente, saludable y donde podrás conseguir TU MÁXIMO AHORRO DE ENERGÍA

Escrito por Alicia Caudevilla García, publicado por Cronotopos Arquitectura