Rocas varadas

Puestos de ventas modulares en el puerto de la Savina, Formentera

Rocas varadas

Puestos de ventas modulares en el puerto de la Savina, Formentera

Rocas varadas

Puestos de ventas modulares en el puerto de la Savina, Formentera

Rocas varadas

Puestos de ventas modulares en el puerto de la Savina, Formentera

Rocas varadas

Puestos de ventas modulares en el puerto de la Savina, Formentera

El proyecto surge como respuesta a un concurso que planteaba una propuesta para la rehabilitación de unos puestos de venta ubicados en el puerto de Savina en Formentera. Como respuesta se propone unos módulos móviles que continúan con el perfil escarvado de la costa balear y aportan carácter al paseo marítimo del puerto generando un espacio polivalente que a su vez sirva como expositor y almacenaje para los propios vendedores e incentiven la relación con los visitantes y compradores. Una forma de crear espacio urbano fomentando la interacción.

El proyecto surge como respuesta a un concurso que planteaba una propuesta para la rehabilitación de unos puestos de venta ubicados en el puerto de Savina en Formentera. Como respuesta se propone unos módulos móviles que continúan con el perfil escarvado de la costa balear y aportan carácter al paseo marítimo del puerto generando un espacio polivalente que a su vez sirva como expositor y almacenaje para los propios vendedores e incentiven la relación con los visitantes y compradores. Una forma de crear espacio urbano fomentando la interacción.

El proyecto surge como respuesta a un concurso que planteaba una propuesta para la rehabilitación de unos puestos de venta ubicados en el puerto de Savina en Formentera. Como respuesta se propone unos módulos móviles que continúan con el perfil escarvado de la costa balear y aportan carácter al paseo marítimo del puerto generando un espacio polivalente que a su vez sirva como expositor y almacenaje para los propios vendedores e incentiven la relación con los visitantes y compradores. Una forma de crear espacio urbano fomentando la interacción.

El proyecto surge como respuesta a un concurso que planteaba una propuesta para la rehabilitación de unos puestos de venta ubicados en el puerto de Savina en Formentera. Como respuesta se propone unos módulos móviles que continúan con el perfil escarvado de la costa balear y aportan carácter al paseo marítimo del puerto generando un espacio polivalente que a su vez sirva como expositor y almacenaje para los propios vendedores e incentiven la relación con los visitantes y compradores. Una forma de crear espacio urbano fomentando la interacción.

El proyecto surge como respuesta a un concurso que planteaba una propuesta para la rehabilitación de unos puestos de venta ubicados en el puerto de Savina en Formentera. Como respuesta se propone unos módulos móviles que continúan con el perfil escarvado de la costa balear y aportan carácter al paseo marítimo del puerto generando un espacio polivalente que a su vez sirva como expositor y almacenaje para los propios vendedores e incentiven la relación con los visitantes y compradores. Una forma de crear espacio urbano fomentando la interacción.

Cliente: Concurso
Superficie: Cambiante
Estado:
No realizado_Concurso
Cronología: 2017
Localización: Puerto de la Savina, Formentera
Tipo de obra: Stand Modular

Cliente: Concurso
Superficie: Cambiante
Estado:
No realizado_Concurso
Cronología: 2017
Localización: Puerto de la Savina, Formentera
Tipo de obra: Stand Modular

Cliente: Concurso
Superficie: Cambiante
Estado:
No realizado_Concurso
Cronología: 2017
Localización: Puerto de la Savina, Formentera
Tipo de obra: Stand Modular

Cliente: Concurso
Superficie: Cambiante
Estado:
No realizado_Concurso
Cronología: 2017
Localización: Puerto de la Savina, Formentera
Tipo de obra: Stand Modular

Cliente: Concurso
Superficie: Cambiante
Estado:
No realizado_Concurso
Cronología: 2017
Localización: Puerto de la Savina, Formentera
Tipo de obra: Stand Modular

Nuestra propuesta es un claro ejemplo de como un proyecto monótono y estático, se puede convertir en todo lo contrario. En un primer momento, se parte de unos módulos unidireccionales que mediante su fragmentación hacen del lugar un espacio de interacción, tanto con el entorno como entre los propios puntos de venta. Estas dos piezas tienen dos anatomías muy distintas: una parte maciza utilizada para el almacenaje y exposición de los productos mientras que la otra siendo permeable tiene dos funciones, por un lado crear ese espacio de interacción y por otro una exposición permanente del interior, ya sea abierto o cerrado.

Nuestra propuesta es un claro ejemplo de como un proyecto monótono y estático, se puede convertir en todo lo contrario. En un primer momento, se parte de unos módulos unidireccionales que mediante su fragmentación hacen del lugar un espacio de interacción, tanto con el entorno como entre los propios puntos de venta. Estas dos piezas tienen dos anatomías muy distintas: una parte maciza utilizada para el almacenaje y exposición de los productos mientras que la otra siendo permeable tiene dos funciones, por un lado crear ese espacio de interacción y por otro una exposición permanente del interior, ya sea abierto o cerrado.

El local sobre el que reformar, suponía una planta diáfana rectangular cuyo principal reto era un conjunto de pilares que fragmentaban cualquier posibilidad de distribución. Es por eso por lo que, la estrategia del proyecto fue entender el espacio como uno único, evitar someternos a la jerarquía espacial existente provocada por los pilares como herramienta de distribución principal. De esta manera, se dignificaron los pilares retirando su enlucido previo, resaltando e iluminando el hormigón por el que estaban conformados para pasar a ser actores secundarios que cuentan una historia más ornamental que funcional.

Nuestra propuesta es un claro ejemplo de como un proyecto monótono y estático, se puede convertir en todo lo contrario. En un primer momento, se parte de unos módulos unidireccionales que mediante su fragmentación hacen del lugar un espacio de interacción, tanto con el entorno como entre los propios puntos de venta. Estas dos piezas tienen dos anatomías muy distintas: una parte maciza utilizada para el almacenaje y exposición de los productos mientras que la otra siendo permeable tiene dos funciones, por un lado crear ese espacio de interacción y por otro una exposición permanente del interior, ya sea abierto o cerrado.

Estos elementos dinámicos y adaptables tienen diferentes funciones dependiendo de la hora del día. En horario de apertura se generan unas zonas de tránsito alrededor de cada uno de ellos para facilitar la compra-venta favoreciendo la relación entre los usuarios, creando unos espacios cambiantes con versatilidad de uso.

Mientras que por la noche, además de seguir actuando como escaparate, aportan un gran carácter a la zona iluminando el paseo marítimo como si unas luciérnagas se hubiesen posado en las propias rocas. Todo esto sin nunca perder el contacto visual con los grandes referentes del espacio, el puerto y la costa.

Al ser una arquitectura móvil cuya envolvente actúa como estructura tiene grandes ventajas como la rapidez en su ejecución y la facilidad del transporte. Además el proceso de montaje se realiza en un corto período de tiempo, de uno a tres días aproximadamente.

Estos elementos dinámicos y adaptables tienen diferentes funciones dependiendo de la hora del día. En horario de apertura se generan unas zonas de tránsito alrededor de cada uno de ellos para facilitar la compra-venta favoreciendo la relación entre los usuarios, creando unos espacios cambiantes con versatilidad de uso.

Mientras que por la noche, además de seguir actuando como escaparate, aportan un gran carácter a la zona iluminando el paseo marítimo como si unas luciérnagas se hubiesen posado en las propias rocas. Todo esto sin nunca perder el contacto visual con los grandes referentes del espacio, el puerto y la costa.

Al ser una arquitectura móvil cuya envolvente actúa como estructura tiene grandes ventajas como la rapidez en su ejecución y la facilidad del transporte. Además el proceso de montaje se realiza en un corto período de tiempo, de uno a tres días aproximadamente.

Estos elementos dinámicos y adaptables tienen diferentes funciones dependiendo de la hora del día. En horario de apertura se generan unas zonas de tránsito alrededor de cada uno de ellos para facilitar la compra-venta favoreciendo la relación entre los usuarios, creando unos espacios cambiantes con versatilidad de uso.

Mientras que por la noche, además de seguir actuando como escaparate, aportan un gran carácter a la zona iluminando el paseo marítimo como si unas luciérnagas se hubiesen posado en las propias rocas. Todo esto sin nunca perder el contacto visual con los grandes referentes del espacio, el puerto y la costa.

Al ser una arquitectura móvil cuya envolvente actúa como estructura tiene grandes ventajas como la rapidez en su ejecución y la facilidad del transporte. Además el proceso de montaje se realiza en un corto período de tiempo, de uno a tres días aproximadamente.

Estos elementos dinámicos y adaptables tienen diferentes funciones dependiendo de la hora del día. En horario de apertura se generan unas zonas de tránsito alrededor de cada uno de ellos para facilitar la compra-venta favoreciendo la relación entre los usuarios, creando unos espacios cambiantes con versatilidad de uso.

Mientras que por la noche, además de seguir actuando como escaparate, aportan un gran carácter a la zona iluminando el paseo marítimo como si unas luciérnagas se hubiesen posado en las propias rocas. Todo esto sin nunca perder el contacto visual con los grandes referentes del espacio, el puerto y la costa.

Al ser una arquitectura móvil cuya envolvente actúa como estructura tiene grandes ventajas como la rapidez en su ejecución y la facilidad del transporte. Además el proceso de montaje se realiza en un corto período de tiempo, de uno a tres días aproximadamente.

Estos elementos dinámicos y adaptables tienen diferentes funciones dependiendo de la hora del día. En horario de apertura se generan unas zonas de tránsito alrededor de cada uno de ellos para facilitar la compra-venta favoreciendo la relación entre los usuarios, creando unos espacios cambiantes con versatilidad de uso.

Mientras que por la noche, además de seguir actuando como escaparate, aportan un gran carácter a la zona iluminando el paseo marítimo como si unas luciérnagas se hubiesen posado en las propias rocas. Todo esto sin nunca perder el contacto visual con los grandes referentes del espacio, el puerto y la costa.

Al ser una arquitectura móvil cuya envolvente actúa como estructura tiene grandes ventajas como la rapidez en su ejecución y la facilidad del transporte. Además el proceso de montaje se realiza en un corto período de tiempo, de uno a tres días aproximadamente.

locales-modulares-7.1

Dibujo realizado por Alejandro Lezcano Maestre, Arquitecto Director de Cronotopos Arquitectura

Dibujo realizado por Alejandro Lezcano Maestre, Arquitecto Director de Cronotopos Arquitectura

Dibujo realizado por Alejandro Lezcano Maestre, Arquitecto Director de Cronotopos Arquitectura