Aunque no lo parezca, esa planta en la esquina de tu habitación puede alegrarte la vida. O aquella que cuelga del techo, o la que inunda el muro de tu terraza.
Nuestras abuelas siempre lo han tenido claro, y hoy las plantas han llegado a nuestras casas para quedarse.

A lo largo de la historia, la vegetación y la arquitectura han estado fuertemente ligadas. Desde el paisajismo a gran escala de los romanos a los jardines renacentistas y barrocos, o a los grandes parques urbanos del siglo XIX, la naturaleza ha complementado a la arquitectura y al diseño casi como una obligación.

Hoy en dia no imaginamos una ciudad sin vegetación, al igual que un espacio interior sin plantas.
Desde Cronotopos, creemos necesario el diseño interior de paisaje como complemento arquitectónico. Más alla de colocar plantas en el interior, estas pueden ayudarnos a potenciar el espacio, y a apoyar el diseño arquitectónico, como una herramienta más.

“Más alla de colocar plantas en el interior, estas pueden ayudarnos a potenciar el espacio, y a apoyar el diseño arquitectónico, como una herramienta más”

Estudio en Sonoma, Nork-Ulnes Architects

¿Por qué no separar dos espacios con un muro vegetal? ¿Podemos hacer que las plantas organicen el espacio?

Un filtro vegetal puede ser la clave para crear diferentes espacios que se relacionen entre sí, favoreciendo la protección visual y la intimidad. En horizontal, este filtro nos ofrece sombra y cobijo. Sobre una superficie, puede funcionar como un acabado más, creando un telón de fondo vegetal.De manera aislada, la vegetación puede ser el elemento que articule los recorridos y circulaciones de un espacio, creando además de esta manera hitos en el proyecto que
lo potencien.No cabe duda además, que las plantas dotan de personalidad aquel espacio que invaden, y lo convierten en un lugar vivo y armónico.

“No cabe duda además, que las plantas dotan de personalidad aquel espacio que
invaden, y lo convierten en un lugar vivo y armónico”

Por supuesto, no todas las plantas sirven en todos los espacios por igual. Elegir las especies adecuadas será la clave para integrarlas en el diseño de los espacios interiores. El tamaño, altura y volumen, así como el color, determinarán el carácter del espacio. Además, las necesidades de la planta, las condiciones de luz y temperatura, y el mantenimiento que los usuarios puedan ofrecer, serán importantes a la hora de su elección.

Casa que respira, VTN Architects
Less house, H.A
Less house, H.A

Queda claro que la vegetación puede ser una gran herramienta de diseño pero, ¿qué otros beneficios pueden aportarnos?

Casa Galería, Carles Enrich


Acústicamente, las plantas tienen un gran potencial de absorción de ruido, y pueden ser utilizadas como aislante acústico.
En proyectos de oficinas o espacios de trabajo, por ejemplo, la vegetación actuará como amortiguador de las fuentes de ruido y creará un lugar más tranquilo y agradable.
Térmicamente, la vegetación regula la temperatura ambiental. Las plantas tienen un mecanismo que ayuda a bajar la temperatura ambiental que las rodea mediante la transpiración, refrescando y regulando el ambiente. Además, en este proceso, purifican el aire del interior de nuestra vivienda. La sansevieria, o lengua de tigre, el pothos, las cintas o el ficus robusta son algunas de las plantas que cuentan con este beneficio.

Estudio en Sonoma, Nork-Ulnes Architects - Casa Mipibu, Terra e Tuma Arquitectos

En Cronotopos, las plantas ya han comenzado a invadir nuestros proyectos. En esta rehabilitación de un antiguo palacio, destinado a un nuevo uso de oficinas, la vegetación toma un papel protagonista. La integración de la vegetación en este proyecto nos permite crear una oficina verde, invirtiendo en una mejora del paisajismo interior que influirá en un aumento de la calidad del espacio y de la productividad de los trabajadores. ¿Te atreves tú?

Nuevo proyecto de rehabilitación de palacio para oficinas, Cronotopos

Escrito por Laura Cabeza, publicado por Cronotopos