CIP

Reforma y diseño de una clínica podológica y fisioterapia en Zaragoza

El concepto del proyecto consiste en una piel que recorre la totalidad de la clínica, generando un efecto fenomenológico de luces y sombras mediante transparencias y opacidades.

Cliente: Sara y Montse;
Superficie: 127 m2
Estado: Finalizado
Cronología: 2020
Localización: Zaragoza
Tipo de obra: Reforma y diseño de una clínica

Sara y Montse son dos chicas jóvenes que quisieron abrir su propia clínica podológica y fisioterapia, por ello decidieron adquirir un local que previamente ya era una clínica.

Se buscaba que fuese una clínica bonita, además de aséptica. Que los clientes se sintieran cómodos y les gustase tanto las instalaciones como la imagen de la clínica. Por ello, se estableció una “piel”.

Esta piel articula dos dilataciones en el espacio arquitectónico; una de ellas se encuentra al principio del recorrido, conformando el núcleo público del programa con la sala de espera y la recepción, y la otra dilatación se sitúa al final de dicho camino cumpliendo la función de sala biomecánica.

El diseño de interiores nació de la mano de Cronotopos y la colaboración de Montse y Sara, generando un espacio de tranquilidad y de trabajo. La idea de la decoración fue conjunta.

La materialidad del proyecto se caracteriza por su pureza. La madera se trata con barnices al agua que permiten ver la realidad de su belleza, mientras se contrasta con una variedad de materiales neutros. Para dotar de carácter proyectual a esta piel, se concibe como un único elemento alistonado, que pretende potenciar la continuidad entre el camino y las dilataciones del proyecto.

Una clínica podológica y fisioterapia necesita limpieza y que el protagonismo se lo lleve la madera y la luz, y el resto sea aséptico. Se busca un espacio tranquilo y que transmita calma. El metacrilato soporta una superficie limpia, continua. Nos permite también hacer estas curvas de la piel y nos permite esa condición de formar parte de la iluminación.

Con respecto a la reutilización de materiales, fue muy relevante elegir el diseño del proyecto para reutilizar cada uno de los tabiques que había en el local, siempre y cuando cumplieran la normativa. Reutilizar vidriería, el mayor número de tabiquería y de esa manera llegar al objetivo marcado.

La fachada, tiene ese iluminado subsistente añadiéndole un tablero de madera encima perforado que permite que salga la luz y que resalte el logo de la nueva clínica.

Dibujo realizado por Alejandro Lezcano, Arquitecto Director en Cronotopos Arquitectura