Casas sostenibles en Zaragoza

El adjetivo sostenible, por definición, implica un desarrollo, una evolución que es compatible con los recursos de los que dispone una región, una sociedad… La manera en la que asociamos este adjetivo con la arquitectura repercute en gran medida en nuestro proceso proyectual. Se trata de un concepto claro en su origen, ya que a lo largo de la historia la relación entre la arquitectura y el clima siempre ha sido íntima, pero en la actualidad es confuso por su mayor complejidad.

Una manera de poder englobar todos aquellos términos que a priori nos vienen a la cabeza cuando hablamos de arquitectura sostenible, ecológica o natural es través de un concepto con una mayor universalidad como lo es el término bioclimático. De esta manera, podemos afirmar que la casa sostenible ideal es una casa que desarrolla una arquitectura bioclimática, aquella que aprovecha las condiciones naturales para disminuir todo lo posible las necesidades energéticas y tener una mayor integración paisajística a través del empleo de materiales autóctonos.

"A lo largo de la historia la relación entre la arquitectura y el clima siempre ha sido íntima."


En Zaragoza desde el estudio Cronotopos Arquitectura, afrontamos el desafío de poder proyectar siempre casas sostenibles, una arquitectura llena de sentido común y basada en la lógica. El reto supone resolver una gran complejidad a través de decisiones claras y sencillas.

El primer aspecto que tenemos en cuenta a la hora de abordar un nuevo proyecto es la localización de la casa sostenible, asociada con un clima determinado. Resulta crucial en el resto de decisiones posteriores que vayamos a tomar para conseguir una arquitectura sostenible:

  • Materiales de construcción
  • Orientación solar
  • Transporte
  • Sistema constructivo
  • Sistemas de calefacción y producción de ACS
  • Luz/Iluminación

"Queda comprobado que ser respetuosos medioambientalmente al construir una casa sostenible es también más beneficioso para nuestro bolsillo, ya sea por la eficiencia de los métodos y técnicas constructivas que utilizamos o por la durabilidad y el impacto en la sociedad en nuestra elección de los materiales."

Todas estas medidas pasan a ser eficaces cuando hablamos de nuestras casas sostenibles modulares en Zaragoza (ver artículo sobre viviendas modulares en Zaragoza), ya que su diseño se adapta a todo tipo de cuestiones que aquí se presentan : sistemas constructivos prefabricados que conllevan una mayor rapidez constructiva, uso de materiales ‘sanos’ como la madera y autóctonos del lugar como puede ser la piedra (ver proyecto la casa sostenible Pez Globo), la búsqueda del mayor equilibrio entre iluminación natural/artificial, sistemas de calefacción activos y pasivos que generen el menor gasto energético… Sin embargo existe la creencia de que todas estas decisiones que conllevan a una arquitectura bioclimática cuestan mucho. Es de obligación en este texto explicar a nuestros clientes, que en el apartado de decisiones resultan ser una parte esencial, de que las medidas más eficaces, las que representan una mayor aportación medioambiental son aquellas que son el resultado del empleo lógico de los elementos constructivos y del diseño. Es por ello que las casas sostenibles no cuestan nada con respecto a otra cualquier casa. Existe un segundo grupo de medidas más específicas y más caras pero en su conjunto no deberían suponer más del 15 % sobre el total. Queda comprobado que ser respetuosos medioambientalmente es también más sostenible para nuestro bolsillo, ya sea por la eficiencia de los métodos y técnicas constructivas que utilizamos o por la durabilidad y el impacto en la sociedad en nuestra elección de los materiales.

Encontramos arquitectura sostenible en ejemplos contemporáneos como Peter Zumthor en la casa sostenible Gugalun, una ampliación de una vieja alquería de las montañas de Suiza, donde la elección del arquitecto ha sido respetar las características y las técnicas de construcción original para lograr una mayor integración de lo nuevo y lo viejo y de su relación con el paisaje. Esta casa es un buen ejemplo de saber leer, entender, y aprovechar las singularidades de un determinado lugar.

A pesar de la contemporaneidad y la gran preocupación que existe con el término sostenible, siempre ha existido una arquitectura que se adecuaba perfectamente con el clima, las necesidades humanas y la construcción sostenible como lo es la arquitectura Popular. Desde Cronotopos Arquitectura nos gusta pensar que nuestra metodología se basa en aspectos que dan lugar a una arquitectura popular que evoluciona, que es flexible y que será capaz de adaptarse a una sostenibilidad futura sin miedo a que nos invada una sensación de un sueño casi inalcanzable.

Escrito por David de Buen Velicias, publicado por Cronotopos.

Documentación gráfica:

https://circarq.wordpress.com/2013/10/06/gugalun-mirando-a-la-luna/
https://caruso.arch.ethz.ch/archive/references/project/114