Entre diafragmas

Diseño de interiores de oficina en Zaragoza

Las oficinas necesitaban un espacio que fuera capaz de dar servicio a tres agentes diferentes. Debía ser adecuado para que cuatro trabajadores pudieran realizar sus tareas diarias y reunirse pero, al mismo tiempo, el diseño de interiores tenía que capacitar al espacio para poder recibir a clientes y a otros colaboradores o trabajadores externos que pudieran utilizar los servicios de las nuevas oficinas de manera esporádica. Estos tres agentes, así mismo, debían de ser capaces de interactuar entre ellos y, al mismo tiempo de manera independiente.

Cliente: ZGZ Alquila
Superficie: 140,24 m2
Estado: Finalizado
Cronología: Febrero – Abril 2019
Localización: Fray Julián Garcés, 54-58
Tipo de obra: Diseño de interiores de una oficina

El local sobre el que reformar, suponía una planta diáfana rectangular cuyo principal reto era un conjunto de pilares que fragmentaban cualquier posibilidad de distribución. Es por eso por lo que, la estrategia del proyecto fue entender el espacio como uno único, evitar someternos a la jerarquía espacial existente provocada por los pilares como herramienta de distribución principal. De esta manera, se dignificaron los pilares retirando su enlucido previo, resaltando e iluminando el hormigón por el que estaban conformados para pasar a ser actores secundarios que cuentan una historia más ornamental que funcional.

Una vez recuperadas estas figuras de hormigón en el corazón del local, el TOPOS ya era el adecuado para recibir a sus protagonistas, convirtiéndose en un punto de espera y recepción de clientes. De manera natural, envolviendo a los futuros clientes, nació el diafragma, un diafragma tensionado por el continuo movimiento y relación de clientes y trabajadores Por ese motivo y, a diferencia del resto de geometrías ortogonales del local, el diseño de interiores de este diafragma debía ser curvo y cómodo, debía mimar al principio y final de cualquier empresa, sus clientes. Tanto
Tanto el mobiliario como los acabados del proyecto de interiorismo que se escogieran debían ser claros para aprovechar la máxima luz natural posible. Se utilizaron texturas temporales como la madera en bruto, colores pasteles y vegetación para mitigar la dureza y atemporalidad del hormigón. Así mismo, se ocultó y descentralizó la iluminación para generar un espacio homogéneo y se ideó un nuevo sistema de falso techo que fuera perforado y permitiera generar una mayor profundidad en altura.
Tanto el mobiliario como los acabados del proyecto de interiorismo que se escogieran debían ser claros para aprovechar la máxima luz natural posible. Se utilizaron texturas temporales como la madera en bruto, colores pasteles y vegetación para mitigar la dureza y atemporalidad del hormigón. Así mismo, se ocultó y descentralizó la iluminación para generar un espacio homogéneo y se ideó un nuevo sistema de falso techo que fuera perforado y permitiera generar una mayor profundidad en altura.
Planta proyecto y flujos

Dibujo realizado por Alejandro Lezcano Maestre, Arquitecto Director de Cronotopos Arquitectura